GINA Rinehart, la mujer más rica del mundo: No la quieren ni en la casa!

3
ginarenhart

GINA Rinehart es un personaje muy controversial. Actualmente considerada la mujer más rica del planeta, ha sido demandada por tres de sus cuatro hijos. La razón? Mientras Gina alcanza una fortuna descomunal, sus hijos viven como personas de clase media. A lo largo de este artículo Usted se sorprenderá con la forma en que incluso su padre Lang Hancock actuaba. De acuerdo con un listado con las 200 personas más ricas del mundo, elaborado por la revista Business Review Weekly (BRW), la fortuna de Rinehart, de 58 años, ascendió a 29.700 millones de dólares. Quedó cerca de duplicar su riqueza en el último año. La historia de Gina es un poco extensa pero bien interesante, ya que muestra cómo la lucha por el dinero en forma desmedida puede llevar a destruir cualquier lazo familiar.

Síganos en Twitter en @alvarodabril (www.twitter.com/alvarodabril)  el mejor lugar para encontrar noticias sobre marketing y negocios. Contamos con miles de seguidores.

Gina Rinehart con sus delicadas manos, dulce sonrisa y mirada sexy, la mujer más rica y avara del planeta.

Rinehart es una figura controvertida en Australia, donde encabeza una vigorosa campaña (titulada “Axe the tax”), fuertemente criticada por el Gobierno laborista, contra la introducción de tasas a la actividad minera. La mujer, admirada por el electorado más conservador, suele negar la existencia del cambio climático y ha sido duramente cuestionada por el trato en sus empresas a la mano de obra asiática que emplea.

Según Andrew Heathcote, responsable por el listado de BRW, Gina Rinehart prácticamente duplicó su fortuna en apenas un año gracias a la elevación en los precios de materias primas y a dos contratos firmados en las áreas de carbón y mineral de hierro. “El aumento (de su fortuna) no tiene precedentes. Es resultado de inversiones en el extranjero en nuevos proyectos, de un alza de la producción minera y de una valorización del mineral de hierro en los últimos seis meses”, explicó Heathcote. Si la valorización de las materias primas continúa, añadió, “una fortuna de unos 100.000 millones de dólares no es imposible”.

Gina Rinehart hoy es dueña de medios de comunicación Australianos

 E-mails publicados en febrero por un tribunal encargado de resolver un conflicto familiar en el seno de la familia Rinehart revelan que una de las hijas de Gina Rinehart asegura no disponer de más de 60.000 dólares. En esos correos electrónicos, Hope Welker, de 27 años, escribe a su madre que necesita un cocinero y una empleada de hogar, y que desea ser protegida por un guardaespaldas, a causa de la fortuna familiar. “No sé si entiendes lo que esto significa, ahora que todo el mundo piensa que vas a ser más rica que Bill Gates. Eso significa que todos necesitamos guardaespaldas y viviendas seguras”, escribió la mujer en julio de 2011.

Tres de los cuatro hijos de la millonaria iniciaron una acción judicial contra su madre sobre el control de una empresa familiar cuyos activos suman más de 3.000 millones de dólares australianos (EUR 2.440 millones).

LA HISTORIA DE GINA RINEHART

Lang Hancock quería que parte de su fortuna se destinara a la educación de sus 4 nietos, hijos de Gina. Nótese que por aquellos días Gina tenía un rostro más amable.

Georgina “Gina” Esperanza Rinehart (nacido el 9 de febrero de 1954) es una mujer de negocios australiana en la industria minera. Ella es la heredera de Hancock prospección y la hija del fallecido minero magnate de Hancock Lang y Esperanza Margarita Nicolás. En la década de 2010, Rinehart diversificado sus intereses empresariales para incluir a organizaciones de medios, convirtiéndose en el mayor accionista de Fairfax Media y la adquisición de una participación significativa en diez valores de red . Durante el año 2011, tanto Forbes Asia y la Business Review Weekly informó de que Rinehart era la persona más rica de Australia. En mayo de 2012 BRW la nombró como la mujer más rica del mundo.

A los 19 años Gina se casó con un inglés y tuvo dos hijos. Luego de dos años de un tormentoso matrimonio el esposo huyó del hogar.  Después se casó con un prestigioso abogado de apellido Rinehart que murió en 1990, dejándole otros dos hijos.

La fortuna familiar inició con Lang Hancock, un apuesto joven de 21 años con gran éxito entre las mujeres. Durante su juventud tuvo una hija ilegítima con una mujer de raza aborigen de Australia. Desde los 10 años mostró interés en la minería.  En 1938 comenzó la explotación de asbesto azul y posteriormente atrajo la atención de una gran multinacional minera. En 1948 vendió su participación del 48% de la mina cuando cientos de casos de enfermedades laborales fueron documentados en su mina.

En 1952, en un viaje por el cañón de Pilbara con su esposa en una avioneta, notaron que el clima comenzó a endurecerse con fuertes vientos y lluvia. Lang Hancock tomó la decisión de volar bajo dentro del cañón. Al pasar allí notó que las paredes eran de un color rojo parecido al óxido, parecían ser de hierro sólido.  Por aquella época se suponía que Australia tenía baja cantidad de minerales. El gobierno tenía embargados todos los recursos minerales, así que la riqueza era del Estado. Los bancos no prestaban para proyectos mineros. Después de una ardua lucha en 1962 logró levantar esa prohibición y registró su gran descubrimiento. Tuvo que callar 10 años para poder disfrutar de la mina de hierro más grande del planeta. Luego atrajo la atención de la multinacional Río Tinto.  El señor Hancock pagó para que erradicaran “grupos de alta peligrosidad” como los autodenominados “Amigos de la  Tierra”. Lang tenía igualmente otras políticas como la sugerencia de esterilizar a los aborígenes que no trabajaran para que no tuvieran descendencia. Esto con el objetivo de que los aborígenes, ubicados en tierras mineras no se opusieran a sus compañías. Algo así como despojar de sus tierras a sus dueños naturales y guardianes de la ecología.

Lang Hancock y Rose, la empleada doméstica

Después de 35 años de matrimonio, falleció la esposa de Lang Hancock. Por aquellos días le fué contratada una empleada del servicio muy joven de Filipinas llamada Rose. Con el paso del tiempo Lang se enamoró de Rose y se casaron. Lang le llevaba 40 años de diferencia! Por supuesto la relación de Lang y su empleada Rose no fué bien vista por la ambiciosa Gina. Desde ese momento y hasta 10 años después de la muerte de Lang se desató una batalla legal entre Gina Rinehart y Rose Porteus. Gina se hizo al control de toda la compañía. Rose terminó con unas propiedades de varios millones de dólares. Rose tenía la mala costumbre de presentar a todos los hombres que la acompañaban como “Mi futuro marido”, aún estando vivo el señor Hancock. A los pocos meses de su fallecimiento se casó con el Sr. Porteus, un magnate inmobiliario.

Hilda Kickett, la hija no reconocida de Lang Hancock y una aborigen. No obtuvo nada de su fortuna aunque tenía prueba de ADN

Para acabar de completar esta increíble historia, el señor Lang Hancock tuvo a Hilda Kickett, la hija de una cocinera aborigen australiana. Ella de niña pasó años muy duros en orfanatos, pero aún así su padre Lang nunca la olvidaba. La visitaba cada tercer domingo y la invitaba a pasar unos  con El en su mansión. Ella incluso bañaba a Gina cuando era pequeña, sin contarle a su esposa  quien era Hilda. Esta mujer tiene las pruebas de ADN y dice que no le interesa el dinero, sino  ser reconocida por su familia. Ha hecho declaraciones explosivas comentando que tiene 7 medios hermanos y hermanas todos hijos del señor Hancock con diferentes mujeres aborígenes.

La lujosa  mansión Prix d’Amour de la que habla Hilda es la que vemos en la foto inferior, que fué heredada por Rose y demolida para construír un condominio con 8 propiedades. Esta mansión fué construída por Hancock para su última esposa, Rose (la que era su empleada doméstica).

Mansión Hancock, demolida por su tercera esposa Rose Porteus

Publica tu Comentario AQUÍ

1 comment

  1. Posted by RAULINHO, at Reply

    NO TODO ES DINERO EN LAVIDA, PERO AYUDA A SER FELIZ