Los Yates más costosos del mundo

4
DUBAI

En este suntuoso recurrido por los más costosos yates aparecerán frente a Usted. Especialmente el séptimo, octavo, noveno y décimo yate tienen unas fotos que le dejarán sin habla. Son las embarcaciones personales de recreo más lujosas y exquisitas del planeta. Con valores entre los 485 millones de dólares y los 30 millones  de dólares

Síganos en Twitter como @alvarodabril ya con más de 4.000 seguidores (Enero 31, 2012) y seguimos aumentando

 

9. Halcón Maltés

Diseñado para multimillonarios, este yate tiene un costo de 100 millones de dólares. Cada polo tiene 5 velas cuadradas y su velocidad máxima es de unos 21 nudos. De esa forma, puede cruzar el Atlántico en sólo 10 días. El arquitecto de interiores Ken Freivokh concibió un ambiente basado en la colección de objetos de arte de Tom Perkins y en todo el barco se encuentran representaciones del halcón maltes, incluso sobre las toallas.

Maltese Falcon at speed

Maltese Falcon Aerial View

Maltese Falcon at anchor

Maltese Falcon under sail

Maltese Falcon Bridge

Maltese Falcon Saloon

Maltese Falcon Yacht Saloon

Maltese Falcon Atrium

Maltese Falcon Dining Room

Maltese Falcon Rig

10. Mariù

El megayate Mariù tiene casi 49.5 metros de eslora y fue propiedad de Giorgio Armani por varios años. Bautizado en 2003 con el nombre de su madre, Mariù, refleja fielmente la filosofía del modisto italiano.

A bordo navegan habitualmente 10 tripulantes que trabajan para que todo esté perfecto para sus 12 invitados que disfrutan de un cine, bar, jacuzzi exterior o en el mantenimiento de las motos de agua. Armani lo vendió en 2010 a un precio de 20 millones de euros.

 

1. Eclipse

Es propiedad del magnate ruso Roman Abramovich. Su valor se estima en 485 millones de dólares. Cuenta con 168 metros de eslora, siendo además el más grande del mundo. Fue construído por los astilleros alemanes Blohm & Voss y entre sus lujosas características podemos mencionar que tiene dos helipuertos, 11 cabinas de invitados, dos piscinas, varios jacuzzis y una sala de discoteca. Como si fuera poco cuenta con tres lanchas, y un minisubmarino que es capaz de sumergirse a 50 metros y un radar antimisiles.

2. Pelorus

Es el decimocuarto yate de lujo más grande del mundo con 115 metros de longitud, y un precio de 300 millones de dólares. Fue diseñado por Tim Heywood y construido por Lürssen en Bremen, Alemania. Empezó a operar en el año 2003. Fue brevemente propiedad de un empresario de Arabia Saudita que lo vendió al multimillonario Román Abramóvich, al año siguiente. El yate tiene lanchas de abastecimiento a bordo y un garaje con motos de agua y fabricantes artificiales de olas. Un equipo de tiempo completo de hasta 46 personas vive a bordo durante todo el año y un gran contingente de seguridad viene y se va con la familia del magnate ruso.

Archivo:Yacht Pelorus in Croatia - 02.jpg

El Pelorus a menudo se encuentrara de crucero en el Mediterráneo occidental durante los veranos y viajes a través del canal de Suez para los inviernos. En 2005, Abramovich presto el Pelorus a Frank Lampard y John Terry por dos semanas como un bono por ser los dos mejores jugadores de su club de fútbol Inglés Chelsea FC. Después de que John Terry se casó con su novia Toni Poole en el Palacio de Blenheim el 15 de junio de 2007, pasaron dos semanas de luna de miel en el Mediterráneo también en el Pelorus.

Archivo:Pelorus1.jpg

3. Dubai

Su dueño es Mohammed bin Rashid Al Maktoum, gobernante de Emiratos de Dubai.  El buque mide 162 metros de largo, siendo el segundo yate más grande del mundo después del Eclipse. Es un proyecto común de los astilleros germanos Lürssen y Blohm & Voss y entre su equipamiento podemos decir que tiene amplias suites con capacidad para hasta 24 invitados, exteriores con terraza privada; interiores de diseño obra de Philippe Starck, gimnasio, pista de squash, piscina, discoteca y hasta un teatro. El costo es de 200 millones de dólares.

File:Yacht Dubai on 8 May 2008.jpg

4. Al-Salamah

Valorado en 198 millones de dólares es propiedad del Príncipe Sultán bin Abdul Aziz, hijo del rey Fadh de Arabia Saudita. Se construyó en 1999 y cuenta con 139 metros de eslora y 8 cubiertas capaces de albergar a más de 100 huéspedes en sus 82 lujosas habitaciones. Huéspedes que son atendidos por más de 96 tripulantes. Dispone además de helipuerto, varios jacuzzies, garaje para embarcaciones auxiliares, piscina cubierta, cine y hasta un completo hospital.

5. Rising Sun

Por fin el primero que no pertenece a fortunas procedentes de los petrodólares. Su armador Larry Ellison dueño de Oracle comparte la propiedad con su amigo David Geffen alto ejecutivo de la firma de bases de datos para ordenadores. El barco se pasea todos los años entre las Islas Vírgenes y las aguas Mediterráneo Croata y de Grecia. Parece ser que tiene 82 camarotes, sauna, gimnasio y cancha de basket, entre otras lujosas instalaciones.. Su construcción costó 200 millones de dólares. Tiene 138 metros de eslora y tiene varias excentricidades, entre ellas una cancha de basketball y un puerto interior para un mini submarino.

6. Octopus

Propiedad de Paul Allen, co-fundador de Microsoft, a quien le fue entregado en 2003. Tiene 126 metros de largo y un costo de 200 millones de dólares. Su interior es igual a un hotel de lujo: canchas de deporte, cine, helipuerto y una zona con suelo de cristal que permite la vista del fondo del océano.

7. Alysia

Valorado en casi 117 millones de dólares y propiedad del empresario griego Andreas Liveras. Las dimensiones de este súper yate son de 85.3 metros de eslora, 14.44 metros de manga por 3.7 metros de calado. Dispone de 18 camarotes para 36 invitados Para los amantes del deporte, cuenta con un garaje que alberga cuatro motos de agua, de piscina y del equipo necesario para practicar cualquier deporte acuático por exclusivo que éste sea.

Comenzó como el capricho de un empresario griego y ha acabado convertido en el paraíso flotante de los amantes de la navegación y de los más acostumbrados a respirar ostentación y a disfrutar de la buena vida. ¡Bienvenido a bordo!

Construido por orden del empresario griego Andreas Liberas, poseedor de una flota con doce de los barcos más lujosos del mundo, el yate realiza travesías por el Mediterráneo en verano y por las Maldivas en invierno. Un recorrido abierto a los gustos más exigentes y que permite al viajero personalizar las rutas. Tiene más de 85 metros de eslora y una superficie de 2.400 metros cuadrados. El coloso de los yates tiene capacidad para 36 pasajeros y 34 tripulantes, con el objetivo de conseguir la atención más personalizada de los clientes. La calidad del servicio se traduce en 120.000 dólares diarios.

Exclusividad sobre las aguas
A pesar de encontrarte cercado por la inmensidad de las aguas, las alternativas de ocio a bordo son casi ilimitadas. Los que quieran tomarse le viaje como una saludable terapia, cuentan con baños romanos, jacuzzis, piscinas, salones de belleza y áreas de bronceado. Los que se inclinen por vivirlo como una aventura pueden disfrutar de equipamiento deportivo para realizar esquí acuático, windsurf e incluso disfrutar de la velocidad más refrescante subido en una de las motos acuáticas con las que cuenta este minicrucero de lujo. El Alysia puede incluso convertir el trabajo en un auténtico placer. Sus instalaciones cuentan con centros de negocios, salas de conferencias y clubs privados, además de salones con todo lujo de detalles (pianos, mesas que se iluminan, pantallas de 51 pulgadas, zonas reservadas para los más exclusivos viajeros…) y entre las suites disponibles, los afortunados en disfrutar de la joya corona, tendrán ante sí 122 metros cuadrados de comodidades y una ventana con visión panorámica en 180º para disfrutar de la belleza de los atardeceres a bordo y vivir más intensamente la vida en alta mar.

Una de las lujosas suites del yate (www.barefete.com)

El sabor del mar
El servicio gastronómico goza de una calidad insuperable. Los paladares más exigentes podrán degustar comida italiana, francesa, española, griega, thailandesa, india, rusa, vegetariana… en un servicio de buffet disponible las 24 horas del día. Si este yate no alberga el paraíso, está muy cerca de conseguirlo.

El salón superior cuenta con todo tipo de comodidades (www.barefete.com)

Quizá, el próximo proyecto de Liveras, un yate que ya anunciado será superior al Alysia, roce la perfección. De momento, la travesía a bordo de éste navío es lo más cerca que estaremos del olimpo.

Imagen de la recepción, la llegada ya es un placer (www.barefete.com)

8. Amevi

Fue diseñado por Nuvolari y Lenard y la decoración y acabado interior estuvo a cargo de Alberto Pinto. Lakshmi Mittal, multimillonario hindú, Presidente de Arcelor, es el propietario de este yate terminado en los astilleros de Oceanco, Holanda, en el 2006.


Publica tu Comentario AQUÍ