Los Reyes de Inglaterra y sus curiosidades

La muy conocida Reina Isabel II con una fortuna de U$640 millones de dólares y una tradición centenaria no deja de ser noticia y símbolo del Reino Unido. El escritor Brian Hoey deja ver como la sede de Isabel II de Inglaterra es un reino algo particular, donde las reglas anticuadas y los caprichos aún predominan, pero es poco lo se sabe sobre la monarquí­a cuando están en sus palacios; ahora con el nuevo libro We Are Amused: A Royal Miscellany los secretos más í­ntimos quedan al descubierto. Al final del artículo Usted podrá ver la lista completa que forma la línea de sucesión (le recomendamos mirar bien los nombres, con tantos que hay, depronto Usted está en la lista!)

Después de escribir este artículo, creo que me convencí de que quizás Usted o Yo no somos Monarcas, porque nuestros parientes hace siglos no fueron tan listos para haber tomado el poder. Es increíble la cantidad de lazos familiares que existen no sólo entre Monarcas, sino con Presidentes e incluso grandes millonarios del mundo.

Síganos en Twitter en www.twitter.com/alvarodabril . Ya contamos con varios miles de personas con las que compartimos día a día temas sobre marketing y negocios.

En el palacio de Buckingham, hay muchas prohibiciones que para personas del común podrí­an ser extravagantes, como por ejemplo, la reina Isabel no admite que sus empleados usen chalecos, sastres de color marrón y mocasines, pues ella los odia, sus mucamas no pueden tender edredones ya que ella prefiere mantas de lana y sabanas de lino.

No solo la reina impone sus reglas anticuadas, el duque Felipe no permite que en la capilla real los sermones religiosos sean mayores a 12 minutos, pues este consorte y la digní­sima reina odian que sean largos, “El alma no puede absorber lo que el trasero no puede tolerar”, dijo alguna vez.

Durante las horas de comida se advierte a los invitados que deben acabar cuanto antes, ya que el protocolo de los meseros tiene como regla retirar al mismo instante que el cónyuge real termine, pero esto no es tarea difí­cil ya que el palacio cuenta con 330 personas, más otros 250 honorarios y temporales, los cuales deben desempeñar las labores que traen consigo estas extrañas y alocadas exigencias.

“Las aseadoras, por citar un caso, deben caminar hacia atrás cuando aspiran, para no dejar las marcas de sus pisadas en los tapetes. Para ser criado, además, se necesita medir 1,80 metros y tener unos 91 centí­metros de pecho, para encajar en los uniformes existentes, que cuestan más de dos mil libras esterlinas cada uno. Algunos datan del reinado de Eduardo VII, bisabuelo de Isabel. La servidumbre es tan importante en Palacio, que se recuerda que una vez un valet se ganó una fuerte reprimenda cuando le preguntó a su real jefe qué corbata debí­a traerle: ” ¡Usted escoja! Para eso le pago”.

los rituales de este hermoso y encantador palacio comienzan todos los dí­as desde la 9 de la mañana, cuando el gaitero real su fiel compañero, toca 15 minutos bajo su ventana, si hay invitados pasa a la mesa con ellos de lo contrario toman el té, luego de esto médicos, manicuristas y estilistas, la atienden dentro de su casa, el único que no hace este servicio es el odontólogo, Felipe por su parte, tiene barberí­a para el solo y sus peluqueros asisten una vez por semana, y para acabar de completar si alguno de sus hijos quiere verlo tiene que acudir a su secretaria privada para pedir una cita.

LA REINA Y SUS 60 AÑOS DE REINADO

Su largo reinado comenzó el 6 de febrero de 1952, después de la muerte de su padre.

“Usted es mi décimo primer ministro. El primero fue Winston (Churchill). Eso fue antes de que usted naciera”. Con estas palabras recibió en 1997 Isabel II a Tony Blair, en la primera audiencia real del entonces recién elegido premier británico, quien la describió como una mujer “extremadamente directa”. Conservadora, divertida, rígida, tímida, distante, práctica, sensible, tacaña… son otros adjetivos que le han achacado a la Reina, cumplió este año 60 años en el trono, un récord solo superado en los mil años de historia de la monarquía británica por Victoria, que con más de 63 años de reinado dio nombre a toda una era, la victoriana.

Como corresponde a un monarca constitucional, la soberana inglesa casi nunca habla en nombre propio pero, cuando lo hace, sus palabras le dan la vuelta al mundo. Así ocurrió en 1992, al que se refirió como “annus horribilis”, debido a que se le juntaron el divorcio de sus hijos, el incendio del castillo de Windsor y la obligación de pagar impuestos.

Millonaria en dinero, acciones, propiedades, joyas y obras de arte, como Tizianos y Caravaggios, ha reinado junto al consorte también más longevo de la monarquía británica, su esposo el príncipe Felipe, del que se enamoró a los 13 años.

EL PALACIO.

Este lugar majestuoso sin lugar a dudas es una de las más hermosas joyas arquitectónicas del planeta.  Ahora que miro la puerta con detenimiento (soy @alvarodabril escribiendo este artículo), veo que quizás la puerta vale más que la casa que uno tiene! Eso no debe ser pinturita dorada, debe ser Oro!

SOBRE FELIPE DE EDIMBURGO – Consorte de la Reina

El príncipe Felipe, duque de Edimburgo (nacido como príncipe Felipe de Grecia y Dinamarca ) (Mon Repos, Corfú, Grecia, 10 de junio de 1921) nació príncipe de Grecia y Dinamarca al ser hijo de Andrés de Grecia y Dinamarca y de Alicia de Battenberg. Es el esposo de la reina Isabel II de Inglaterra y ostenta además los títulos de conde de Merioneth, barón Greenwich, caballero de la Orden de la Jarretera, caballero de la Orden del Cardo, canciller de la Orden del Imperio Británico y miembro de la Gran Logia Unida de Inglaterra, es decir Felipe es uno de los Francmasones más reconocidos del planeta.

El 20 de noviembre de 1947, Felipe contrajo matrimonio con la heredera del trono británico, la princesa Isabel. Para casarse con la heredera al trono, Felipe tuvo que renunciar a su religión (la ortodoxa griega) y a su lealtad a Grecia. Por eso, perdió su título de “príncipe de Grecia y Dinamarca”. Para resolver esto, el día de su boda, el que iba a convertirse en su suegro, el rey Jorge VI, le concedió el tratamiento de Su Alteza Real y lo nombró duque de Edimburgo, conde de Merioneth y barón Greenwhich. En 1952, Isabel ascendió al trono y en 1957 le concedió el título de “príncipe del Reino Unido”, y además determinó también que Felipe sería el primer caballero en la precedencia del Reino Unido.

EL PRINCIPE CARLOS

La Historia del Príncipe Carlos, es la de una persona que desde Niño fué educado para Gobernar, y nunca ha podido hacerlo. Hasta tal punto que muchas veces se ha rumorado que el Rey será su hijo Guillermo. Algo que sería hasta cierto punto injusto, porque el Príncipe Carlos ha tenido en general un buen papel en la historia y en los círculos diplomáticos.

El príncipe de Gales ha confesado tener una gran curiosidad por saber la opinión de la gente, hasta tal punto que a veces se tumba en el suelo para que no le vean mientras intenta escuchar. Preguntado sobre si ha espiado a los visitantes, Carlos respondió entre risas: “Bueno, lo he hecho”, “Pero sólo cuando están fuera junto a la ventana. Tienes que tumbarte en el suelo”.

Sobre su pasatiempo de hablarle a las plantas, Carlos dijo que es algo que le permite mantenerse “relativamente cuerdo”.

“Soy feliz hablándole a las plantas y a los árboles, y yo les escucho. Creo que es absolutamente crucial”, agregó.

A unos 30.000 visitantes, en su mayoría jardineros, se les permite visitar Highgrove cada año.

Las visitas con organizadas por los clubes de jardineros de distintas localidades británicas y el coste de la entrada es de 15 libras (unos 17 euros) por persona, cuya recaudación es destinada a las organizaciones benéficas que patrocina el príncipe.

EL PAPEL DE LA REINA ISABEL II – ¿Por qué es tan importante?

La reina Isabel II es la actual monarca parlamentaria de dieciséis Estados soberanos conocidos como Reinos de la Mancomunidad de Naciones: el Reino Unido, Canadá, Australia, Nueva Zelanda, Jamaica, Barbados, Bahamas, Granada, Papúa Nueva Guinea, Islas Salomón, Tuvalu, Santa Lucía, San Vicente y las Granadinas, Belice, Antigua y Barbuda y San Cristóbal y Nieves. También, es la principal figura política de los cincuenta y cuatro países miembros de la Mancomunidad de Naciones. En su rol específico como monarca del Reino Unido es a su vez la gobernadora suprema de la Iglesia de Inglaterra. Su papel político abarca grandes áreas, tiene funciones constitucionales significativas y actúa como foco de la unidad nacional de los británicos y como representante de su nación ante el mundo.

ANCESTROS

Los ancestros Nobles de la Reina Isabel II definitivamente tienen muy antiguas raíces. Como quizás Usted ya conoce toda la realeza Europea está emparentada. Incluso los antiguos Zares de Rusia eran parientes. Aquí en la pintura (porque no se había inventado la fotografía, aparece el Rey Jorge I de Gran Bretaña. Jorge I de Gran Bretaña (en inglés: George I of Great Britain y en alemán: Georg Ludwig von Hannover) fue Elector de Hanover desde el 23 de enero de 1698 hasta su muerte, y rey de Gran Bretaña y de Irlanda desde el 1 de agosto de 1714 hasta su muerte. Era también el Erzbannerträger (luego Architesorero), Príncipe-Elector del Sacro Imperio Romano Germánico, duque de Bremen y príncipe de Verden (1715/19-1727). Jorge I, el primer monarca de la casa de Hanover de Gran Bretaña e Irlanda, no hablaba inglés de manera fluida; en su lugar, habló siempre su alemán nativo, y por esto se puso en ridículo ante sus súbditos británicos. Durante su reinado, el poder de la monarquía disminuyó; se desarrolló el moderno sistema del gobierno por Gabinete. Durante los últimos años de su reinado, el poder de facto estuvo en manos de su Primer Ministro, sir Robert Walpole.

LA SUCESION

Definitivamente de forma muy cauta, la Reina Isabel II tiene un estricto orden de sucesión al Trono en caso de muerte o abdicación. Quizás Usted no sabía que el cuarto en la línea de sucesión es el Duque de York, que es hermano del Príncipe Carlos, explicándolo de otra forma, el segundo hijo de la Reina Isabel II, conocido como el Príncipe Andrés.

Príncipe Andrés, Duque de York

1. The Prince of Wales
2. The Duke of Cambridge
3. Prince Henry of Wales
4. The Duke of York
5. Princess Beatrice of York
6. Princess Eugenie of York
7. The Earl of Wessex
8. Viscount Severn
9. The Lady Louise Mountbatten-Windsor
10. The Princess Royal
11. Mr. Peter Phillips
12. Miss Savannah Phillips
13. Miss Isla Phillips
14. Mrs. Michael Tindall
15. Viscount Linley
16. The Hon. Charles Armstrong-Jones
17. The Hon. Margarita Armstrong-Jones
18. The Lady Sarah Chatto
19. Mr Samuel Chatto
20. Master Arthur Chatto
21. The Duke of Gloucester
22. Earl of Ulster
23. Lord Culloden
24. The Lady Cosima Windsor
25. The Lady Davina Lewis
26. Miss Senna Lewis
27. The Lady Rose Gilman
28. Miss Lyla Gilman
29. The Duke of Kent
30. The Lady Amelia Windsor
31. The Lady Helen Taylor
32. Mr Columbus Taylor
33. Master Cassius Taylor
34. Miss Eloise Taylor
35. Miss Estella Taylor
36. The Hon. Albert Windsor
37. The Hon. Leopold Windsor
38. The Lord Frederick Windsor
39. The Lady Gabriella Windsor
40. Princess Alexandra, the Hon. Lady Ogilvy

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *